Inicio

Conocer vuestro vehículo

En World of Tanks existen 5 tipos de vehículos. Cada uno de ellos cuenta con características distintas. Como buenos comandantes, deberéis saber cómo sacar provecho a todos los tanques del juego, según sus características técnicas.

 Carros ligeros

Los carros ligeros son veloces (con unas pocas excepciones), más veloces que casi todos los demás vehículos del campo de batalla. En contrapartida, tienden a poseer un blindaje relativamente débil en comparación con otros tipos de blindados. Por ello, su función más importante es quizás la exploración. 

Cuando exploráis con un carro ligero, es necesario recordar dos principios básicos: manteneos en movimiento y permaneced camuflados. Recordad: debido a que vuestro blindaje es tan fino, prácticamente cualquier otro tanque del campo de batalla supone una amenaza, ¡incluso otros carros ligeros! No obstante, sois rápidos. Para explorar de manera eficiente, debéis moveros con rapidez y permanecer ocultos todo el tiempo que sea posible para evitar el fuego enemigo; todo ello mientras detectáis la posición de los otros vehículos blindados y pasáis dicha información a vuestros compañeros de equipo. 

El papel del carro ligero es crucial a la hora de contribuir a asegurar la efectividad de otros carros de combate que dependen de la información de avistamientos. Por ejemplo, por razones que se explican más abajo, los cazacarros a menudo permanecen ocultos mientras disparan a la distancia. De manera similar, la artillería también opera desde la distancia. Estos tanques requieren la información de avistamiento exacta que proporcionan los carros ligeros para participar significativamente en la batalla. 

 

 Carros medios

En cierto sentido, los carros medios pueden describirse como una mezcla entre carros ligeros y carros pesados. Los carros medios a menudo son más rápidos que los carros pesados (aunque son más lentos que los carros ligeros) y están equipados con un cañón más potente que el de sus hermanos de menor envergadura. Su movilidad superior en comparación a la de los carros pesados hace que sean unos luchadores ágiles en el campo de batalla. 

Cuando manejéis un carro medio, vuestro trabajo consistirá en enfrentaros a otros carros medios y ligeros mientras evitáis el fuego castigador de los carros pesados y los cazacarros. Como os moveréis mucho durante cada una de las batallas, también es importante tener en cuenta las posiciones de la artillería y mantenerse cerca de acantilados, paredes de edificios y otros obstáculos que os guarezcan de los proyectiles enemigos. 

Un comandante de carro medio inteligente y efectivo detectará enemigos y entablará batalla con ellos cuando sea apropiado. Una de las maneras más efectivas de que un carro medio decante el resultado de una batalla es localizar y destruir artillería y cazacarros enemigos. Si conseguís acercaros a la artillería o a los cazacarros sin que os detecten, podéis usar vuestra velocidad para dar vueltas alrededor del enemigo y dejar fuera de combate a estos destructores de carros, haciendo que la batalla vaya a vuestro favor.

 

 Carros pesados

Los carros pesados cuentan con algunos de los blindajes más duros y la potencia de fuego más alta. Por esta razón, pueden considerarse los luchadores por excelencia del campo de batalla. Aunque son menos ágiles que otros tanques, los carros pesados contribuyen en la labor de su equipo al infligir y absorber una gran cantidad de daño.

Lógicamente, los carros pesados se enfrentan sin problemas a otros carros pesados. Muy a menudo, las batallas entre estos vehículos se convierten en una pequeña guerra de desgaste en la cual el equipo cuyos carros pesados sobrevivan, se beneficiará de la potencia de fuego restante. Asimismo, los carros pesados son altamente efectivos para controlar (y también empujar) puntos en los que solamente existe una ruta hacia un objetivo.

La tarea de un carro pesado consiste en amenazar al otro equipo, ya sea a través del acoso y la fuerza bruta o simplemente apareciendo en silencio en las cercanías del minimapa. ¡Pero que no os cojan solos! Un carro pesado solitario se verá sujeto a concentrar el fuego enemigo, ya que eliminar tan solo un carro pesado del equipo contrario puede influir en el resultado de la batalla.

 

Cazacarros

La función de los cazacarros es única. Algunos tienen una velocidad comparable a la de los carros ligeros y medios, y cañones que compiten con la capacidad de destrucción de los carros pesados –y a menudo la superan. Sin embargo, con frecuencia cuentan con un blindaje muy pobre y (normalmente) no disponen de torreta; por ello, son el objetivo principal del resto de vehículos del minimapa, ¡incluso de los ligeros!

Como quizás suponéis, su nombre les queda como anillo al dedo ya que proviene de los enormes y amenazantes cañones con los que están equipados, y un disparo certero suyo puede causar una buena abolladura incluso en los tanques enemigos más pesados. Debido a que son frágiles pero potentes, resulta de vital importancia mantener una distancia de seguridad y emplear el camuflaje. El cazacarros debe esconderse siempre en los arbustos y aprovechar posiciones elevadas en los mapas, como colinas o paredes solitarias. De esta forma, puede compensar su débil blindaje mientras dispara potentes proyectiles reiteradamente.

El cazacarros puede considerarse el francotirador de los campos de batalla de World of Tanks. Son muy vulnerables, pero cuando se usan con efectividad, resultan implacables. En cualquier momento crítico, un único impacto de un cazacarros puede dejar fuera de combate a un tanque que esté avanzando y cambiar así el curso de la batalla. El cazacarros es crucial para la victoria de un equipo.

 

Artillería

Jugar con la artillería requiere disciplina y paciencia. Estos vehículos disponen de algunos de los cañones más potentes del juego. No obstante, el papel principal de la artillería es de apoyo. Un buen comandante de la artillería confía en sus exploradores y sus compañeros de equipo para localizar al enemigo.

Como disparáis proyectiles que caen desde el cielo por sorpresa, es conveniente que no malgastéis vuestros tiros. Cada proyectil le dice a los enemigos que los estáis disparando, así que cuando se dispersan y se esconden, vuestra capacidad para impactarles e influir en la batalla disminuye drásticamente si no hay enemigos.

Debido a que la artillería es más efectiva cuando está oculta y desde grandes distancias, el uso de prismáticos y redes de camuflaje es prácticamente obligatorio. No olvidéis buscar y mantener una posición de disparo segura, pero oculta, y sed pacientes. Necesitaréis que vuestros compañeros de equipo localicen al enemigo. A menudo es mejor esperar al disparo ideal, realizarlo y desplazarse a una nueva posición. Si no, el enemigo puede deducir vuestra ubicación al localizar la estela del disparo y moverse para destruir a un objetivo fácil.